Skip links

Los beneficios venden, las características explican

Hoy vengo con un tema peliagudo. La guerra que se traen las características y los beneficios. Pero es un enfrentamiento que hacemos nosotros, porque son perfectamente compatibles en un texto.

¿Pero no dices siempre que hay que resaltar los beneficios sobre las características? Pues sí, pero es que una cosa no quita la otra. Se complementan y son necesarios, pero dándole su espacio a cada uno y sabiendo darle mayor protagonismo a los beneficios. Porque será entonces cuando tu web venda más, porque le estarás dando un valor añadido a lo que cuentas.

Por qué los beneficios te ayudan a vender

Todos los que emprenden, están en ello, tienen un negocio consolidado o una idea que quieren poner en marcha tienen la necesidad de vender. Has leído bien. Si estás leyendo este post es porque quieres mejorar tus textos para vender más. Y no hay que avergonzarse de ello porque no vivimos del aire, al menos yo aún no he descubierto cómo hacerlo.

Así que una vez puesto este tema sobre la mesa te explico por qué destacar los beneficios te ayuda a vender. 

En la era digital vamos todos con prisas a todos los lados, y nos cuesta parar a leer cosas que no nos enganchan. Así que la mejor manera de mantener la atención es que vean lo que tú les puedes ofrecer, lo que podrás hacer por ellos.

Un beneficio es lo que ofreces para resolver el problema o la necesidad de tu lector. Es la transformación que va a sufrir si te contrata a ti. Será la respuesta a ¿qué hay en esta web para mí?

Además de responder a esa pregunta, hablar de los beneficios y resaltarlos hace que haya más empatía con tu lector. Porque sentirá que le hablas directamente y que no es algo genérico. 

  • Ejemplo: Te ayudo a organizar mejor tu tiempo para poder dedicarle tiempo a tu vida personal

Frase para una web de productividad. Es algo que todos los que trabajamos por cuenta propia deseamos. Tener más tiempo para nosotros y no estar todo el día trabajando sin tener vida propia. Si tú lees eso ya habrás empatizado y te seguirán leyendo para ver qué les puedes ofrecer.

  • Ejemplo: Te traigo la web de losviajesdepepa.com. En ella el beneficio es muy claro, el poder viajar con tu familia pero sin perder tiempo en buscar el sitio perfecto para cuando lo haces con niños. 

Las características deben aparecer

Ya te lo dije al principio, pero aquí te explico el por qué. Una característica es información de tu producto o servicio, y la principal tiene que aparecer para atraer al comprador. Son las que explican ese beneficio que le aportas.

Voy con un ejemplo de producto, en concreto de una lavadora. La web resalta como beneficio, para atraer al comprador, que ahorrarás tiempo y dinero porque lava más rápido y con un menor gasto energético. Vamos, la panacea en lavadoras. Pero ese texto necesita acompañarlo de la explicación de las características: revoluciones por minuto, certificado energético, capacidad… Vamos, todo lo que al final terminas leyendo para decantarte por un modelo u otro.

El beneficio atrae, engancha y es lo que te hace tu mensaje único. La característica explica y afianza ese beneficio y completa la compra. Por esta razón tienen que aparecer.

Cómo transformar características en beneficios

Es algo muy habitual el preguntarse esto. Porque estamos acostumbrados a ver webs cargadas de características y es lo que hemos hecho siempre. Pero hay un truco para hacerlo, y no es nada complicado. Solo necesitas práctica.

Hazte un listado de las características de producto o servicio, de cada uno de ellos. Y después de cada una añade un ¿y qué? 

Que sí, que no me he vuelto loca. Es algo que te hará preguntarte qué aporta cada una de las características.

Sigo con el ejemplo de la lavadora (es que la mía anda en las últimas y tengo reciente esto). Es un producto que lava a 1000 revoluciones por minuto. ¿Y qué beneficio me da esto a mí? Pues que es más rápida y saca la ropa más seca. Y vuélvete a preguntar lo mismo y sacarás el beneficio que importa. Que ahorras tiempo porque lava más rápido y tarda menos en secarse la ropa cuando la tienes. Vamos, que el ahorro de tiempo en las tareas del hogar es el beneficio clave para todos.

Siempre que puedas añádele la coletilla ¿y qué? Así hasta que no puedas desgranar más la característica. Y entonces saldrá el beneficio que ayudará a tu cliente ideal a resolver su problema o necesidad.

Beneficios emocionales

¿Sabías que entre el 70% y el 80% de las decisiones de compra se toman de manera inconsciente? Esta es una cifra que da el experto en neuromarketing Hans-Georg Häuse.⁣⁣ 

Vamos que la mayoría de las compras en el terreno del desarrollo personal son emocionales. La emoción nos empuja a la acción. 

Por eso a la hora de utilizar los beneficios de tu marca resalta los emocionales. Es decir, destaca aquellos que despiertan una emoción. Yo soy de las que cree que tiene que ser una positiva, no considero ético vender apelando al miedo o la ira. 

Si del ejercicio de transformar características en beneficios te han salido unos cuantos emocionales, esos son los que tienes que usar. 

En el campo del desarrollo personal es muy importante usarlos. Los posibles clientes quieren mejorar o controlar una parte de ellos, por eso apelar a los beneficios emocionales hará que destaques sobre tu competencia. 

Investiga a tu público objetivo y descubre cuáles son las emociones por las que se mueven. Luego mira las que encajan con tus beneficios y dales protagonismo en tus textos.

Destaca el beneficio que te diferencia a ti

Para poder escribir textos que conviertan tienes que ponerte en los zapatos de tu cliente. Esto seguro que lo has leído en muchas ocasiones, pero es que es algo que tendemos a olvidar. Tienes que empatizar con tus clientes, pero ofreciendo lo mejor de ti.

Sabes que hay muchos profesionales que ofrecen lo mismo que tú. De hecho seguro que en más de una ocasión te has dicho: cómo me voy a diferenciar si somos muchos haciendo lo mismo. Pues aquí te equivocas. Nadie hace lo mismo que tú por una sencilla razón: porque cada uno somos únicos.

Lo que tienes que hacer es destacar el beneficio que tendrán tus clientes si se decantan por ti. Qué es lo que les ofreces tú, como persona, distinto a los demás. Porque las vivencias, la manera de trabajar, de hablar, de sentir y de ser hacen que cada uno demos una experiencia distinta. 

Puede que seas psicóloga especialista en trabajar con mujeres, como muchas otras. Pero lo que te diferencia a ti es cómo abordas tus conversaciones con ellas, qué haces para ayudarlas y, sobre todo, cómo se sienten después de haber trabajado contigo.

Una manera muy buena de destacar lo que te hace diferente son los testimonios. Aquellos en los que hablan de lo que aportas tú como profesional y persona. Pero de esto ya hablaremos más adelante, en otros post.

Por último te animo a que pruebes a hacerte una lista de características y a sacar los beneficios de cada una de ellas. Ya sabes, pregúntate y qué o para qué en cada una de ellas y así vas desgranando qué es lo que tienen de beneficioso. Si tienes cualquier duda con esto, ya sabes que me puedes escribir un email a hola@elenagonzalezruiz.com, responder con un comentario en este mismo post o escribirme a través de la página de contacto de mi web.

Te recuerdo que si te apetece recibir mis post, te invito a que te suscribas a mi lista de suscriptores. En ella recibirás antes que nadie mis post y todas las novedades que vayan surgiendo. Te espero.

Deja un comentario

Nombre*

Web

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.