Skip links

6 tips para hacer que tu página de servicios sea persuasiva

Lo sé, esto es lo que nos gusta a todo el mundo, un listado de tips que den en el clavo para vender como locos y hacer que los clientes se queden contigo. Pero te voy a avisar de algo, por si no quieres seguir leyendo. Mis consejos no son mágicos y no van a lograr que aumentes la facturación un 200%.

Hoy te traigo unos consejos para hacer que tu página de servicios sea atractiva para tu posible cliente, le enganche y le lleves a la acción que tú quieres que realice. ¡Pero ojo! que tu servicio tiene que estar bien trabajado y solucionar un problema o satisfacer un deseo, porque las palabras no servirán de nada si no están acompañadas de un buen servicio, producto o formación si es el caso.

Habla a tu cliente, entabla una conversación

La situación que nos ha tocado vivir, con esta pandemia que parece no darnos tregua, ha hecho que todos nos volquemos en las compras online. Pero esto también ha hecho que haya más oferta y nuestro público se vuelva más exigente. Normal, miramos cada euro que gastamos. 

Lo que necesitas es diferenciarte de tu competencia, incluso antes de mostrar los beneficios que ofreces. Para ello lo mejor que puedes hacer es hablar con tu cliente. Es decir, que los textos de tu página de servicios, es decir donde vendes, sean una conversación con tu público. Aquí es donde tienes que darle a la empatía al máximo y contestar a todas las dudas que le puedan surgir.

Pero Elena, ¿cómo voy a establecer una conversación con ellos si solo me leen y no les pido interacción? Muy sencillo. Tienes que conocer a tu cliente ideal al máximo y saber qué es lo que necesita, qué quiere, preocupa, gusta, teme… Porque toda tu página de ventas tendrá que explicar todo tan bien que no le queden objeciones.

Además, cuando lees un texto en el que sientes que te hablan a ti directamente, te quedas para ver qué te ofrecen. Aunque sea por curiosidad porque a todos nos gusta que nos presten un poco de atención.

Destaca los beneficios y enumera las características

Ya tienes la atención de tu lector y decides contarle todo lo que les ofreces. Por ejemplo, si eres coach le cuentas qué servicios le ofreces y cómo trabajas. ¡Error! Eso es lo que le cuenta todo el mundo y en realidad quien entra en tu página lo hace para ver si tú le puedes ayudar. 

Cambia entonces el discurso. Cuenta qué es lo que van a conseguir trabajando contigo. El proceso de transformación que van a vivir al adquirir tus servicios. Es decir, habla de los beneficios que van a obtener de ti. ¿Cómo hacerlo? Hazte un listado de características y saca de cada una de ellas el beneficio preguntándote ¿y qué? en cada una de ellas. Así obtendrás el beneficio final. Pero si quieres ampliar este tema te invito a leer mi post Los beneficios venden, las características explican

Así que lo que tienes que hacer es destacar en esta página los beneficios y darles la relevancia que tienen. Para ello puedes apoyarte en los testimonios de las personas que hayan trabajado contigo porque son la prueba de la transformación que estás vendiendo. Una vez los tengas destacados, enumera las características que tiene tu servicio o producto, porque definen tu manera de trabajar y son necesarias para poder entender y comprender tu trabajo.

No te olvides de las llamadas a la acción

Puedes hacer la mejor de las páginas de venta, destacar tus beneficios, tener unos testimonios muy potentes y sacar una oferta irresistible, pero si no le indicas a tu público lo que tiene que hacer no te va a servir de mucho.

Aunque parezca increíble necesitamos que nos guíen en el proceso de compra o de inscripción. Tus potenciales clientes quieren saber qué tienen que hacer, dónde pulsar, y que les quede claro todo el proceso de venta. 

Pero no pongas un botón de llamada a la acción en el que ponga comprar aquí, más información, carrito de compras… Tienes que seguir conversando con tu cliente incluso en la llamada a la acción. Que sea un botón de compra que invite a pinchar, o un más información con algo que le haga hacer click porque le pueda la curiosidad. Genera esa interacción y no te olvides de esas llamadas a la acción porque sin ellas perderás potenciales clientes. 

Usa verbos de acción

¿Por qué? Porque los seres humanos somos impulsivos y nos movemos por sensaciones, no solo con la parte racional. Los verbos de acción agitan a la persona que los lee y de esta manera se impulsa la venta. Hay muchos listados para poder inspirarte, pero te dejo enlazado un artículo de Javi Pastor en el que da ideas de cuáles podemos usar. 

Los verbos son los que cuentan la historia que quieres, incitan a comprar, a seguirte, te ayudan a crearte una imagen en la cabeza y te impulsan a actuar. Es decir, los verbos son los que dan la carga de persuasión a tus textos; los que van a orientar a tu público a hacer lo que necesites en cada momento. 

Sé tú mismo, no interpretes un papel

Supongo que habrás escuchado en algún momento el dicho de que se coge antes a un mentiroso que a un cojo. 

Con esto quiero decirte que tienes que ser tú misma. Interpretar un papel porque crees que es lo que tu cliente ideal espera de ti es insostenible en el tiempo. Además, no estarás ofreciendo una imagen de lo que en realidad se va a encontrar cuando te contrate. 

Una de las cosas que más estamos echando de menos en esta pandemia es el contacto humano, y eso es lo que más se está buscando. La humanidad de las marcas. Si tú eres la persona que está detrás de tu negocio, muéstrate tal y como eres. Porque si interpretas un papel y luego no es lo que se encuentra tu cliente, se sentirá defraudado y puedes perderlo. Otra de las razones para ser tú mismo es porque de esa manera atraerás al público que te interesa, y te aseguras de filtrar a aquellos clientes con los que quieres trabajar. 

No te olvides de la ortografía

Lo sé, acabas de poner cara de eso está claro Elena. Pues aunque no te lo creas no todo el mundo le pone el mismo cuidado. Una página de ventas con faltas de ortografía da una mala imagen tremenda. Porque se supone que es algo que te has preparado, has revisado y has cuidado. Siempre puede haber erratas, pero eso da menos mala imagen que las faltas de ortografía.

Desde mi punto de vista el tenerlas denota falta de atención, y poca profesionalidad. Se nos pueden pasar algunas, pero existe muchas maneras de repasar tus textos. Desde el propio corrector de textos que ofrece Google a otros como:

  • Lorca editor.
  • Grammarly.
  • Hemingway editor.

Lo que está claro es que la página de ventas tiene que contener tu servicio o producto bien explicado. Para ello debes conectar con tu público, que tenga confianza en ti, sienta que le hables a él, le cuentes el proceso de transformación que va a vivir si trabaja contigo, e indicarle los pasos a seguir para trabajar contigo. 

Si tienes cualquier duda, ya sabes que puedes contactar conmigo y hablamos de cómo puedo ayudarte con los textos de tu página web.

Deja un comentario

Nombre*

Web

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.